Bichectomía día a día: realización y post-operatorio…

La Bichectomía es una operación sencilla a través de la cual es posible eliminar en menos de una hora todo el exceso de grasa que mantiene muestra cara redonda, alargando y estilizando el rostro. En esta oportunidad hablaremos    cómo avanza la bichectomía día a día en cuanto a su realización y su posterior recuperación, para que así sepas a qué atenerte.

¿Cómo se inicia con una Bichectomía?

Para comenzar a realizar esta operación es necesario que la persona visite a un cirujano maxilofacial o cirujano plástico;  ya que los mismos son los encargados de realizar a la perfección este tipo de intervenciones estéticas y lograr resultados impresionantes.

La bichectomía día a día y paso a paso

El primer paso es la revisión médica

El primer paso que se debe dar para que se pueda desarrollar una Bichectomía de manera correcta es visitar al especialista; para que este determine qué es lo que se deberá hacer en el rostro para que luzca más estilizado y delgado. Un especialista sabrá determinar la cantidad de grasa que está produciendo que el rostro se vea redondo; y por tanto la cantidad que debe extraerse.

Programación de la intervención

Una vez se ha determinado el procedimiento que se debe realizar, el especialista se encargará de explicarle al paciente en que consiste la intervención y cuáles son los exámenes previos a la cirugía y programar cuando se realizara la bichectomía.

Día de la cirugía

Llegado el día de la cirugía, el paciente deberá estar completamente calmado, no haber desayunado y haber limpiado su cavidad bucal con crema de dientes y enjuague bucal con alcohol. De esta manera  se barre con las bacterias de la boca; y por tanto se podrán prevenir posibles infecciones en esta zona tan delicada del cuerpo.

El día de la cirugía el paciente  se recostara y el médico aplicará anestesia local en la cavidad bucal; específicamente en la zona de las mejillas para adormecerlas.

Luego se realizan las incisiones a través de las cuales se va a extraer la grasa. Cuando la anestesia haya hecho efecto, el cirujano realizara la incisión de  1 a 1,5 cm en la mucosa yugal.

A través de ella pasará una pinza para sujetar la grasa y extraerla, para esto también se ayuda haciendo presión sobre la mejilla; un procedimiento completamente indoloro para el paciente.

Una vez se haya extirpado la misma cantidad de grasa de ambas mejillas, se procede a limpiar la incisión y toda la cavidad bucal para remover todos los residuos de grasa y sangre y cerrar la herida con dos puntos de sutura o dejarla abierta para cicatrización por segunda intención.

Para finalizar el medico colocará un venda  a presión por fuera del rostro; esta ayudará a mantener comprimida la zona y evitar la aparición de hematomas. El vendaje se podrá retirar entre las 2 a 24 horas posteriores a la cirugía

Cuidados post-operatorios de la bichectomía día a día

El cuidado día a día de esta operación se debe llevar a cabo con exactitud y esmero; porque de ello va depender la correcta curación de la herida y los buenos resultados.

Primera semana de recuperación

  • Durante la primera semana de recuperación los pacientes no deben realizar grandes esfuerzos; para evitar sangrado y tensión en los puntos de sutura.
  • Es necesario cumplir con una dieta blanda, evitando el consumo de alimentos sólidos hasta nuevo aviso.
  • Evitar por completo el consumo de alimentos de pequeño tamaño; ya que los mismos pueden introducirse en la incisión causando infecciones, dolores y fuertes molestias.
  • Tienes que consumir los antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios tal cual como son indicados por el médico.
  • Aplicar hielo local para disminuir la inflamación.

Segunda semana de recuperación

Durante la segunda semana de recuperación, el paciente podrá comenzar a masticar alimentos más firmes o sólidos, ya que para esta etapa ya ha empezado  el proceso de cicatrización de la herida.

En este periodo también ha disminuido la inflamación de las mejillas y han comenzado a desaparecer los hematomas que posiblemente se formaron luego de la operación.

Tercera y cuarta semana de recuperación

Durante el tercer y la cuarta semana de recuperación, las personas pueden comenzar a retomar sus hábitos alimenticios normales, ya que para este período de tiempo se debería haber cerrado la herida por completo.

Simplemente se debe estar en control con el médico para monitorear la recuperación de la operación y también para comenzar a notar los excelentes resultados que arrojó esta sencilla intervención quirúrgica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =