Bichectomía paso a paso

La Bichectomía es una operación sumamente sencilla a través de la cual se puede extraer toda esa grasa extra que se suele hallar en la zona de las mejillas. Por lo tanto, mediante esta operación es posible hacer que el rostro se vea mucho más delgado y fino; haciéndolo lucir completamente joven y estilizado.

¿Cómo se realiza una Bichectomía?

Cuando hablamos de Bichectomía, nos referimos a un procedimiento quirúrgico sencillo y ambulatorio. Si bien es una operación corta y simple es importante que siempre la realice un especialista en el área; ya que pueden ocurrir serias complicaciones si se realiza por gente inexperta.

El paso a paso de la bichectomía

Si estás pensando realizarte este procedimiento seguro este interesado en conocer más sobre la bichectomía y el paso a paso. Es por esto que a continuación hablaremos de estos pasos.

Evaluación del rostro

Cuando se va a realizar una Bichectomía, el primer paso para la misma es hacer una evaluación exhaustiva del rostro. La finalidad es estimar la cantidad exacta de grasa que se removerá de las mejillas para que el rostro pueda verse más definido y la necesidad de alguna otra terapia o procedimiento.

Así mismo se busca ubicar algún área problemática en la persona que pudiera generar complicaciones como por ejemplo caries.

Adormecimiento de las mejillas

Una vez se ha decidido realizar la cirugía es necesario que se realice la aplicación de anestesia local en la zona de las mejillas, ya que se trata de una operación ambulatoria no se requiere de anestesia general.

La aplicación de la anestesia consta de unos cuantos minutos solamente; es importante saber que durante la aplicación de la anestesia se sentirá el dolor del pinchazo y un leve ardor por el líquido de la anestesia.

Luego de que se coloca la anestesia se espera por unos 5 minutos para asegurarse de que se ha adormecido completamente la zona de las mejilla t así poder dar comienzo finalmente a bichectomía propiamente dicha.

Incisión de la mucosa yugal

Para dar comienzo a la cirugía como tal, será necesario colocar un separador de mandíbula para mantener la boca abierta. Luego, en la mucosa yugal, cerca de la desembocadura del conducto salival se realiza la incisión.

Realizar unos pequeños cortes en el interior de las mejillas, específicamente en la zona media del interior de los cachetes; ya que a través de estas simples incisiones es por donde se comenzará con el procedimiento quirúrgico.

La incisión puede hacerse con un bisturí en frío o usar un láser para ello; el láser ofrece la ventaja de disminuir el sangrado. Estas incisiones se realizarán en el interior de las mejillas, miden entre un centímetro o centímetro y medio; esto será más que suficiente para extraer la grasa de las mejillas y definir correctamente el rostro.

Extirpación de la grasa

El siguiente paso para continuar con esta intervención es extirpar la grasa de las mejillas, las bolas de Bichat. La extracción se realiza fácilmente; sujetando las bolas de Bichat con una pinza y haciendo presión desde la parte externa de las mejillas; ya que mediante esta presión se facilita la extracción de las glándulas de grasa.

Este procedimiento se repetirá en la otra mejilla de igual manera para extraer la bola de Bichat; el medico maxilofacial deberá tener mucho cuidado de extraer la misma cantidad de grasa de ambas mejillas o una cantidad similar para que se puedan obtener resultados favorables en el rostro.

Es por esto que el medico se dedicara a ir pesando de la grasa extraída, ya que al pesar esta grasa se podrá saber con exactitud la cantidad que se ha extirpado y corregir en caso que sea necesario.

Limpieza de la cavidad bucal

Cuando ya se ha extraído la cantidad exacta de grasa de ambos lados de las mejillas, el siguiente paso es realizar la limpieza de la incisión y de todo el resto de la cavidad bucal.

Es necesario remover los  restos de grasa que se mantengan en la cavidad bucal y que el paciente pueda ingerir posteriormente. También es necesario que se remueva cuidadosamente toda la sangre que pueda estar en la boca debido al sabor o sensación desagradable que esto causa.

Sutura de la herida

Cuando se ha terminado de limpiar toda la cavidad bucal, se ha removido la sangre y los restos de grasa será el momento perfecto para comenzar a aplicar los puntos de sutura en la incisión que se ha hecho previamente.

La sutura de esta herida es sumamente sencilla, ya que solo será necesario realizar dos puntos de sutura en cada una de las mejillas; debido a que estamos frente a una incisión realmente pequeña que no llega a medir ni siquiera dos centímetros. También, en algunas oportunidades el cirujano no aplica puntos de sutura y deja que la herida cierre por segunda intención.

Luego de haber aplicado las suturas, el cirujano maxilofacial se encargará de colocar una venda compresora alrededor del rostro; venda que evitará la aparición de posibles hematomas, evitando también la hinchazón y la inflamación del rostro.

Recuperación de la Bichectomía

Luego de una Bichectomía que solo tardará entre 30 y 45 minutos, será necesario que se guarde reposo y se aplique el tratamiento necesario para que la recuperación sea rápida.

Sera indicada la alimentación con alimentos suaves, toma de antibióticos para evitar infecciones, antiinflamatorios para aliviar la inflamación y analgésicos para reducir el dolor o las molestias. Siguiendo estos simples pasos, al cabo de un mes o dos se podrán comenzar a notar los resultados de la Bichectomía y se habrá tenido una recuperación exitosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =