Me realize la bichectomía y no veo resultados

La Bichectomía se ha vuelto una intervención quirúrgica sumamente simple que también llega a arrojar resultados realmente satisfactorios, aunque estos resultados a veces pueden no notarse a simple vista en corto tiempo. Esto debido a que se trata de una intervención quirúrgica que involucra tejidos sumamente blandos que tardan un poco de tiempo en desinflamarse.

¿Por qué no veo resultado de la bichectomía al instante?

Notar los resultados finales de esta operación justo luego de la misma resulta completamente imposible. Ya que debido a la injuria ocasionada durante la operación se comienzan a inflamar los tejidos de las mejillas; y hasta que ellos no cicatricen, se recuperen y toman nuevamente su firmeza habitual es normal no ver resultados.

Así que, la recuperación de esta intervención quirúrgica tiene una duración aproximada de un mes; durante el cual los pacientes deberán mantener cuidados estrictos para una correcta sanación de los tejidos.

Cuidados durante la recuperación

Durante las primeras 3 o 4 semanas posteriores a la intervención quirúrgica, la zona de las mejillas se verá completamente inflamada y es posible que aparezcan unos cuantos hematomas; por lo que será completamente imposible notar algún tipo de cambio o de resultado en la zona. Incluso puede verse alguna mejilla un poco más inflamada que la otra lo cual es normal.

Luego de un mes de la operación ya habrás vuelto a tu vida cotidiana, requiriendo muy pocos cuidados. Pero, es posible que a esta fecha, luego de realizar la bichectomía no veo resultados; esto es normal ya que apenas al mes está empezando a recuperarse los tejidos blandos de la mejilla.

Al ser la mejilla un tejido blando que tiene constante movimiento debido a la masticación y el habla tiende a tener una recuperación bastante lenta y progresiva; y si el paciente no recibe los cuidados adecuados la sanación se vuelve mucho más lenta.

¿Cuándo se comienzan a ver o notar los resultados de una Bichectomía?

Los resultados de una Bichectomía o extracción de bolas de Bichat no se observan a pocas semanas de la intervención; ya que este tipo de tejidos poseen un periodo desinflamatorio un tanto tardío. La inflamación comenzará a disminuir luego de la cuarta semana de recuperación; generándose la aparición de hematomas e incluso de bolitas de grasa que son normales.

Estos se pueden comenzar a notar incluso entonces entre los 2 o 3 meses luego de que se ha realizado la intervención quirúrgica. Ya que durante el proceso de cicatrización se debe compactar la grasa restante de la mejilla y retraerse la piel sobrante para así  se recupere la forma natural de las mejillas.

Tres meses es el tiempo ideal

Muchos especialistas o cirujanos maxilofaciales aseguran incluso que los resultados comenzarán a notarse luego del segundo o tercer mes de recuperación del paciente, ya que para este período de tiempo los tejidos de las mejillas o cachetes deberían haberse desinflamado por completo.

Así que, seguramente luego del tercer mes de recuperación de la Bichectomía es que se podrán ver reflejados los resultados en el rostro del paciente; siempre y cuando no se haya presentado ningún tipo de complicación posterior a la cirugía.

Este proceso de recuperación puede ser sumamente lento; y muchas personas tiendan a desesperarse al realizarse la bichectomía y no ver resultados. Es importante esperar de 2 a 3 meses para poder comenzar a notar mejoras en su rostro; siendo la inflamación la razón por la cual los pacientes afirman no haber notado resultados de su operación.

Además, es necesario que se esté bajo control médico con el cirujano maxilofacial con el que se ha realizado la intervención; ya que será éste el que podrá monitorear los avances que se vayan presentando con el paso del tiempo.

Si bien el proceso de curación y recuperación de esta cirugía es largo vale la pena la espera. Luego de 2 a 3 meses al desaparecer por completo la inflamación de todos los tejidos del rostro podrás notar tu rostro  más delgado, estilizado y joven.

REFERENCIAS 

  1. Sezgin, B., Tatar, S., Boge, M., Ozmen, S., & Yavuzer, R. (2018). The Excision of the Buccal Fat Pad for Cheek Refinement: Volumetric Considerations. Aesthetic surgery journal. https://academic.oup.com/asj/advance-article-abstract/doi/10.1093/asj/sjy188/5061895?redirectedFrom=fulltext
  2. Ramírez, O. M., Novo Torres, A., & Volpe, C. R. (2007). Rejuvenecimiento facial en” doble sigma”. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana, 33(1), 01-14.  http://scielo.isciii.es/pdf/cpil/v33n1/original1.pdf 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *