Bichectomía Infección

La Bichectomía es una intervención quirúrgica bastante simple, en la cual a las personas se les extrae una pequeña cantidad de grasa acumulada en el interior de las mejillas, justo bajo el pómulo. Por ser una operación cuya incisión se realiza en el interior de la cavidad bucal, es una herida que tiende a infectarse con mucha facilidad y ese es el motivo por el cual hablaremos sobre la infección en la bichectomía.

¿Por qué se infecta la Bichectomía?

La herida de la cirugía suele infectarse en aquellos casos en los cuales las personas o pacientes no mantienen una buena higiene bucal, ya que la herida se encuentra en el interior de la cavidad bucal. Por lo tanto, es de suma importancia la buena higiene para mantener la cavidad bucal sin bacterias, tanto previo como posterior a la cirugía.

Las bacterias primeramente colonizan la herida y luego pueden diseminarse a otros espacios, ocasionando verdaderos problemas, hasta un absceso. Debido a esto también es ideal que quien quiera realizarse esta cirugía no presente caries ni otra enfermedad bucal.

¿Qué sucede si se infecta la Bichectomía?

Muchas veces las personas tienden a alarmarse ante ciertos cambios o síntomas que aparecen luego de haberse realizado una Bichectomía; la hinchazón es una reacción completamente normal, así como las molestias al momento de comer, de cepillarse e incluso de hablar.

Pero es necesario saber detectar una infección en esta incisión durante el proceso de recuperación para poder acudir al médico a tiempo, antes que la infección sea más grande. La herida que tiende a llenarse de pus, inflamarse muchísimo más y tomar cierta coloración rojiza o morada, debe llamar la atención y ser evaluada por un médico.

Además de lucir fea la herida, una infección posterior a la Bichectomía presenta los mismos síntomas que cualquier otra infección que se produzca en el cuerpo. Por lo que es probable que la persona presente síntomas como fiebre, irritación en la garganta, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo y sobre todo, una gran inflamación en las mejillas; específicamente en la zona donde se han realizado las incisiones para la cirugía, ya que es la zona más comprometida.

La infección de la bichectomía puede presentarse como:

  • Herida supurante: en la cual se indicara antibioticoterapia y limpiezas adecuadas.
  • Y herida no supurante o absceso: en este caso se va a requerir un drenaje de la herida, los antibióticos y luego unas curas especializadas.

Cuidado ante posibles infecciones

Cuando se realiza una Bichectomía, el paciente deberá tener ciertos cuidados generales de la herida quirúrgica, para mantenerla limpia y sana. Como ya mencionamos, aquí juega un papel importante la limpieza bucal, aunque lo recomendable es que no se realice el enjuague de la boca durante las primeras 24 horas posteriores a la operación, ya que se puede ver afectada la recuperación.

Sin embargo, ya que se están consumiendo líquidos y alimentos que quedarán esparcidos por toda la cavidad bucal, será necesario que pasadas las 24 horas se comience la higiene. Esta se realiza mediante el enjuague de la boca utilizando agua con sal; lo cual deberá repetirse dos veces al día durante la primera semana.

Posteriormente, después del tercer día de la cirugía, podrá volver a su rutina diaria, aunque se deberá tener cuidado de no realizar movimientos bruscos con la boca y evitar el consumo de alimentos duros hasta que la herida haya cicatrizado completamente, lo cual ocurre entre 7 y 10 días.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 9 =